REVIVIÓ EL ESPÍRITU DE YRIGOYEN EN TUCUMÁN.

Se presentó el Instituto Yrigoyeneano de Tucumán en la Legislatura. Emociones que se despertaron desde el sentimiento más puro de la democracia, con la presencia del presidente del Instituto Nacional homónimo Diego Barovero. Ofició de anfitrión el vicepresidente segundo de la Legislatura, Ariel Garcia, quien fue acompañado en la mesa por su par, Fernando Valdez, por el intendente de Bella Vista, Sebastian Salazar, y Alberto Salazar, flamante presidente del instituto Yrigoyeneano en Tucuman.

“Rescatar el legado de un presidente, de un prócer, un símbolo de la democracia, es nuestro deber como tucumanos y argentinos. Yrigoyen no es sólo patrimonio del radicalismo. Es una personalidad cuyo legado excede el tiempo y el espacio y lo hace universal”, afirmó Garcia.
Por su parte, Barovero señaló que “no es una casualidad que surja en esta provincia el Instituto Yriyoyeneano de Tucuman, el lugar en donde se declaró la Independencia”.
Destacó la impronta del dos veces Presidente de los argentinos, y subrayó la importancia de mantener vivo su legado para defender la democracia y no volver al período oscuro de la dictadura.

Hubo también palabras de agradecimiento hacia Alberto Salazar, cuya militancia y trayectoria le valió ser el flamante presidente del Instituto Yriyoyeneano de Tucuman.
En ese sentido, Garcia destacó la semilla que sembró en la continuidad de la militancia radical que hizo el intendente Sebastian Salazar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *